Capital Político Golondrino

photo-1414389754010-8cf70521937b

El capital golondrino entendido en un sentido económico muy concreto es aquel capital que llega a un país, permanece poco tiempo y después de obtener lo buscado sale nuevamente del mismo. La razón de que exista este tipo de capital es muy clara, puesto que naturalmente llega cuando el país en cuestión tiene una cierta cantidad de incentivos que permiten al capital extranjero, estacionarse dentro del sentir económico de cada país y existen dos tipos, uno de manera directa (IED) que genera empleos, infraestructura, bienes de producción, etc. El otro por el contrario llega de manera virtual, atendiendo la manera en como se esta llevando la bolsa de cada país lo cual no impacta dentro del marco político-social de los países puesto que es ese capital que genera mas capital sin la necesidad de producir algo, a lo cual lo llamaremos capital golondrino puesto que en cuanto no se ve favorable el incremento del capital, sin necesidad de liquidaciones a trabajadores, o de ventas por liquidación de algún producto simplemente toma lo obtenido y se marcha.

La razón practica fuera de tantos tecnicismos usados por los economistas para definir a este tipo de capital, es evidentemente el oportunismo, el interés, el ganar-ganar, lo cual vuelve al hombre lo mas bajo en el sentido natural antes que lo racional, puesto que lo natural es sobrevivir y poseer, entonces nos volvemos seres instintivos antes que aquello de lo que siempre nos jactamos al momento de describirnos, es decir, racionales y humanos.

En política la frase “el interés tiene pies” es una frase muy utilizada durante mucho tiempo que se definiría como aquella acción que hacen los actores políticos cuando el interés general queda opacado por el interés particular del mismo, entendidos todos los actores políticos como el capital puro dentro de cualquier sistema político en el mundo, siendo el individuo el único animal que se le atribuye el sentir político de manera inalienable al ser, que puede analizar toda la estructura de poder que se desarrollo en su entorno.

Este capital se mueve de manera constante, existe dentro del mismo y como analogía al sentido económico, aquel capital político que se mantiene en un mismo lugar, que entiende las curvas del oleaje político, como aquellos momentos en donde existe la nada, existe un poco y existe un mucho y de la misma manera genera estructura detrás de si, como lo mencionamos con la IED y normalmente ejerce un papel de liderazgo o por lo menos de constancia dentro del instituto político en el que se desempeñe y es aquel que en el momento en el que la fortuna política lo premia al ejercer un cargo de elección popular, lo acepta, como un premio a la constancia, a la perseverancia y a la circunstancia que es el azar político en nuestro País, cabe resaltar que no existen azares en política, solamente lo llamo así porque a veces pretende ser visto de esa manera.

Y existe el otro capital político, el golondrino, el que se mueve por interés personal, el que, al no recibir lo que buscaba, pretende encontrar todos los incentivos en otro frente, y claramente quiero añadir aquí que me estoy refiriendo a los partidos políticos con sus militantes y simpatizantes que al ver rechazadas sus oportunidades de crecimiento en el mismo mudan a otros partidos políticos, recibiendo normalmente lo que buscaban, desde mayor participación, o simplemente son los elegidos como candidatos a puestos de representación popular y hay que decirlo muy claro de estos indecisos, desde un principio son capital golondrino y entendámoslo con la analogía anterior, el capital golondrino nunca es capital directo dentro de un país, se mueve dependiendo su interés, y obviamente el interés es la creciente suma de su capital, de esta manera al interior de los partidos políticos esa sociedad indecisa sin capacidad de mantenerse firme y leal a un ideal político, se mueve a aquellos que le presenten los incentivos necesarios para hacerse de ellos.

Y es importante aclarar el ideal político aquí mismo, el nacimiento de los grandes oponentes en política como lo es la izquierda y la derecha, nace en la Asamblea Nacional Constituyente de Francia en 1789 a la derecha los conservadores (girondinos) se pronunciaban a favor de la monarquía, a la izquierda los liberales (Jacobinos) pronunciándose a favor de los derechos libertarios del hombre y donde surge el lema de “libertad, igualdad y fraternidad” mismo que fue la bandera de la revolución francesa. Es aquí donde podemos hablar de ideales políticos los que determinan que nos unamos en diferentes bloques para presentar nuestras ideas y defenderlas, lo cual es la razón de los poderes legislativos en el mundo, ya que estos se integran por mas de un solo partido y tienen la razón de consenso en las ideas. Y de representación de todos aquellos que piensan iguales a ellos.

Entonteces atendiendo al principio ideológico de la creación de los partidos cual será la maldita razón de que las personas están de un lado y del otro, la razón es muy simple, NO SABEN LO QUE ES UN PARTIDO POLITICO y tampoco saben que el eje transversal del mismo esta en sus declaraciones de principios, que son los ideales políticos de donde se depara un forma de darle rumbo a un Estado.

mas vale discutir con un reaccionario que se mantenga firme en sus pensamientos que con un indeciso, pues este es mas difícil de erradicar y lo explico con la analogía siguiente, el VIH es un virus que muta por lo tanto no existe la forma de que haya una vacuna que hiciera que los glóbulos blancos reconozcan al virus, por lo tanto tenemos el resultado hasta nuestros días, como una enfermedad incurable, no así con el virus de la gripa o con algunos otros. Entendiendo esta analogía que tipo de política nos espera, cuando parafraseando a el famoso “jefe” Diego le dice a López Obrador con López Doriga. “Porque los políticos del PRI cuando no hayan acomodo en su partido emigran al suyo y curiosamente están por encima de los perredistas de hace tiempo” y así existen muchos ejemplos, naturalmente la creación de partidos políticos es comandada por algún antiguo militante de los otros y aquellos que se pronuncian “orgullosamente de izquierda” o los verdes que proponen cosas populistas a las cuales les alcanza apenas para ser una asociación civil ecológica, pero además un partido expulsado de la organización mundial de partidos ecológicos (global greens) que política nos espera puesto que aquel que traiciona en lo poco, traiciona en lo mucho. Dedicarse a la política debiera de equipararse con las profesiones mas nobles en el mundo, servir a la sociedad y anteponer su interés y su beneficio de toda ella en su conjunto antes del particular, en los congresos defender a cabalidad los ideales emanados de sus distintos principios básicos, para llegar a leyes justas que nos integren a todos, lamentablemente y dicho por Ronald Reagan “se dice que la policía es la segunda profesión mas antigua del mundo, he acabado dándome cuenta de que guarda un gran parecido con la primera”.

Alejandro Carrillo Lázaro

innovamos la sociedad del conocimiento

Compártelo

Déjanos un comentario