El Papa y la Gobernanza: Visita a Michoacán

Gobernanza

Franco, J., Moreno, L., Color, G., Lombera, R., Escamilla, L., Mendoza, J. Valladares, S., Velázquez, G.

Asesor: Olivio López Mújica.

Academia de Ciencia Política, Maestría en Gerencia Pública y Política Social, Universidad Nova Spania

La relación entre el Estado y la Iglesia, pertenecen a un orden de realidades humanas que trascienden por encima de límites de espacio y tiempo, ya que estas son indispensables tanto en lo individual como colectivamente para la existencia del ser humano. Desde la óptica religiosa, siempre emergen interrogantes, las cuales han acompañado la existencia misma de ser humano a través de toda su historia; el origen, el destino, la vida y la muerte. Por otro lado, la sociedad es lo que caracteriza al ser humano como tal, su condición de “racional”, ha hecho la evolución de la misma, dotando de orden y complejidad a las cosas, colectivamente “los unos a los otros”.

Es entonces cuando el Imperio Romano como tal llega a su fin, y con ello surgen los Señores feudales, donde su poder provenía de la divinidad que la iglesia les otorgaba, y fue así que durante más de mil años (oscurantismo) la iglesia tenía un papel primordial en las decisiones de los gobernantes.

Con la llegada del Renacimiento, marcada por el desarrollo intelectual y el interés por el conocimiento y las artes, la humanidad estaba nuevamente sentenciada a un cambio de pensamiento de orden político. Europa y América sufrieron cambios, la revolución industrial, independencias y revoluciones, con ello a otro salto en la vida política de la sociedad humana, limitada fue su participación de la iglesia en los siglos subsecuentes.

No fue hasta 1978, que por primera vez después de cinco siglos de su historia, llega un Papa no italiano, nacido en Polonia, Karol Jozef Wojtyla; Juan Pablo II. En todo su largo periodo Pontificado, introdujo un dinamismo apostólico y tubo proyección misionera sin precedentes después de dos milenios de historia cristiana. Y es hasta entonces después de la campaña ardua por parte de Juan Pablo II, recopilando voluntades en todo el mundo, la imagen del Papa símbolo de redención, paz y amor, se entrelaza con las necesidades de todos los pueblos, sujetos en su mayoría a un sistema político cada vez más globalizado.

En este contexto histórico se desarrolla la visita del Papa Francisco a México en el presente año y de manera concreta a Morelia, Michoacán por lo tanto es importante revisar en la presente investigación aspectos económicos, turísticos, de seguridad, propiamente católicos y de gobernanza que conllevan tal visita.

 

¿LA VISITA DEL PAPA INVERSIÓN CON REMUNERACIÓN?

De lo que se conoce, el gobierno del estado de Michoacán planea destinar cerca de 300 millones de pesos para la visita de diez horas que hará el Papa Francisco, jefe del Estado Vaticano.

Es interesante resaltar que el costo de la visita del Papa Francisco a Michoacán no correrá por cuenta de la iglesia católica. Nuestro gobierno ha decidido asumir el gasto en medio de la controversia y del debate antiquísimo del estado laico, así como la idea acertada de que el Papa Argentino representa no solamente un jefe de Estado, sino uno de los cultos más poderosos mundialmente y el más rico.

Los tangibles de esa pretensión, los vemos en 32 espectaculares que el Gobierno estatal ha diseminado por toda la entidad para promocionar la visita del Papa Francisco a la ciudad de Morelia, otro de los tangibles del Gobierno de Michoacán, es la remodelación del estadio deportivo “Venustiano Carranza” que al parecer se le pintara una identidad específica, el resto del dinero se prevé destinarlo en su mayoría en protocolos, de seguridad, traslados, atención, viáticos en sus distintos tipos, pero sobre todo en atención específica y estratégica del llamado a la religión católica por el santo padre.

Se tiene contemplado la posibilidad de una derrama económica a la entidad, tras la visita a la capital del estado de poco más de un millón de peregrinos, así como de interesados a dicha visita. Para analizar lo anterior tenemos de tomar en cuenta los antecedentes económicos de las visitas papales, la más reciente, la de León, Guanajuato, en el año 2012, en aquel entonces la administración de ese ayuntamiento hizo una inversión de 7.7 millones de pesos para atender a la comitiva religiosa, y se calcula que hubo una derrama de casi 70 millones, aproximadamente nueve veces lo invertido.

Bajo ese contexto la administración municipal de Morelia, ha destinado un fondo de 169 millones de pesos, a fin de recuperarlo en la derrama económica. La inversión autorizada por el ayuntamiento de Morelia se asignará al aparente embellecimiento de la ciudad, en donde hoy en día ya se contempla una rehabilitación de los jardines, quita de grafitis, señales y acondicionamiento de tránsito y balizamiento integral a las principales calles.

¿Existen acciones o medidas empleadas por la iniciativa privada, o las cámaras especializadas en comercio o turismo? Esto a fin para capitalizar la visita del Papa, lo que su derrama económica implica.

Muchas de esas obras en ambos casos necesarias, toman un carácter de urgente por el contexto que implica la visita, tendríamos que hacer la pregunta obligada ¿Qué objeto final se tiene con la visita papal?

Para responder debemos analizar los lugares que se programaron para la visita; Ciudad de México, Chiapas, Morelia, Ciudad Juárez, Ecatepec, ¿Qué particularidad económico-política tienen los lugares? Quizá que al menos 4 lugares tienen una mala percepción económica, por muchas razones que resaltan al ser mencionados los lugares.

¿Entonces la visita del papa tiene una visión transformadora del entorno social y económico? Esta pregunta será respondida por la capacidad de los gobiernos, de los comerciantes y de los habitantes de capitalizar la visita en dividendos, lo que se sale a relucir es la carencia de una red de políticas públicas encaminadas a ello, las permisiones de venta y de utilización de espacios públicos quedan obsoletas al ojo crítico de la sociedad que ya está harta de las soluciones y propuestas a medias.

 

EL PAPA Y LA SEGURIDAD POR SU PASO EN MICHOACÁN

Hablar de la seguridad del Papa es algo que posiblemente no alcancemos a cuantificar en cuanto a despliegue de fuerza y trabajo de inteligencia de corporaciones municipales, estatales y federales encabezados por el estado mayor presidencial y en coordinación con la misma Guardia Suiza Pontificia.

En la historia reciente los últimos Papas han sufrido atentados (excepto el Papa Francisco). En 1970 en Filipinas el Papa Pablo VI fue atacado por un hombre armado con un puñal, el atentado fue bloqueado por el obispo organizador del viaje Paul Marcinkus. El 13 de mayo de 1981 el Papa Juan Pablo II sufrió un atentado en la plaza de San Pedro, en Roma, por el Turco Ali Agca. El Papa salvo su vida después de una operación que duro más de 5 horas; el mismo Juan Pablo II sufrió un intento de atentado un año después en Fátima por un sacerdote que no comulgaba con sus reformas eclesiásticas; el Papa Benedicto XVI una joven al tratar de acercarse al Papa lo derribo sin consecuencias mayores.

El Papa Francisco estará en territorio michoacano el 16 de febrero y ya se sienten los preparativos en torno a la seguridad, cientos de vehículos militares han llegado a la ciudad, se realizan ya operativos y retenes para revisiones en carreteras fronterizas con otros estados, los michoacanos y en especial los morelianos viviremos (de hecho ya lo estamos viviendo) un acontecimiento inédito en la historia de nuestro estado el cual tiene una importancia nacional e internacional.

Es una oportunidad importantísima para que Michoacán atraiga los reflectores tanto nacionales como internacionales y dar ese giro que nos ha vuelto tristemente célebres en temas relacionados con la delincuencia organizada.

Se esperan cientos de miles de personas en esta ciudad de Morelia, la organización es titánica y la seguridad no se puede relajar, pero también se debe de sensibilizar a los cuerpos de que es una fiesta religiosa y una oportunidad para crecer en nuestro estado.

La visita del Papa Francisco se visualiza desde dos perspectivas, la del gobierno, que la toma como un evento o visita de Estado y la perspectiva de la ciudadanía que la vivirá como una fiesta religiosa, las autoridades deberán conjugar estas dos visiones para lograr una simbiosis de orden.

Son 17 kilómetros y 12 horas comprenderán el itinerario del Papa Francisco en tierras michoacanas, 17 kilómetros y 12 horas que serán fundamentales para apuntalar al estado en una nueva visión hacia el exterior, un estado con gobernanza, seguro para el turismo, la inversión y la convivencia religiosa plural.

17 kilómetros y 12 horas que pueden significar mucho, esperemos que así sea.

 

EL PAPA Y LA IGLESIA CATÓLICA

El Papa en la religión católica y en el mundo entero, de manera prioritaria es visto como el jefe supremo de la iglesia, mismo que desde el siglo XII, es nombrado por los purpurados (la dignidad cardenal, es el más alto título honorífico que puede conceder un Papa), mediante escrutinio secreto, en el conclave que es la reunión que se celebra en el colegio cardenalicio en Roma, una vez que es elegido como sumo pontífice le preguntan si acepta y también el nombre por medio del cual quiere ser llamado, el Papa actual se llama Francisco,  de nombre secular Jorge Mario Bergoglio, es argentino fue nombrado  en marzo de 2013, cargo que termina con la muerte o mediante una renuncia que sea válida ante la iglesia católica, para finalizar se anuncia mediante una fumata blanca, de lo contrario la fumata será negra y seguirán las votaciones.

La denominación papal tiene su origen en Pedro, que era un apóstol de Jesús ya que de acuerdo con las sagradas escrituras Jesús le entrego la “llave del reino de los cielos”, y al momento de su resurrección le comento: “Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas”, terminología que en el lenguaje católico apacienta es gobernar.

Según la visión de la Iglesia católica, el evangelio reflejaría la voluntad de Jesucristo de que sus discípulos permanecieran unidos bajo la dirección de Pedro, a quien Jesucristo dio ese nombre en un momento solemne, llevando a sus apóstoles a una ciudad edificada junto a una roca, Cesárea de Filipo: Y yo te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra, Yo edificaré mi Iglesia y el poder del infierno no prevalecerá contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los cielos; y todo lo que atares sobre la tierra será también atado en los cielos; y todo lo que desatares sobre la tierra será también desatado en los cielos”.

El Papa al ser elegido también toma el cargo de jefe de Estado de la ciudad del Vaticano, (se rige bajó sus propias normas), entre otras como  aquellas que son exclusivas e inherentes a la cátedra petrina, como por ejemplo la declaración universal de santidad mejor conocida como canonización, también tiene la facultad de nombrar cardenales así como la potestad de declarar dogmas, goza de infalibilidad esto no es otra cosa que estar exento del error hablando de fe o moral, esto no es considerado un privilegio personal, sino un atributo como resultado de la asistencia del Espíritu Santo.

Partiendo de lo anterior, podemos analizar con más detalle el impacto que la iglesia católica y por ende el Papa en su representación tiene en tierras Mexicanas, haciéndonos una pregunta muy sencilla, ¿Qué representa la visita del Papa, al pueblo mexicano y cuál es la trascendencia interna y externa? tomando en cuenta que según datos anunciados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 8 de cada 10 personas son católicas, siendo por lo tanto el 82.7 por ciento del país, y al ser el Papa el representante mundial de la iglesia católica y por ende de sus creencias religiosas, resulta inminente el impacto social que el mismo representa, atrayendo los ojos del mundo entero a nuestro preciso país e incentivando los católicos a profesar su religión, generando una sensación de  paz  social y la esperanza de un bien común.

Ante tal representación es fácil querer remontarse para hablar el impacto religioso y socio-político que en tuvo México, las visitas de Juan Pablo II, tratando de visualizar lo que se espera de la visita próxima del Papa Francisco este 16 de Febrero de 2016,  la primera se celebró en enero de 1979, se consideró de muy corta duración, pero de alta trascendencia y no fue sino 11 años después en  1990, que realizo su  segunda visita, debido a que en 1981 como ya se señaló anteriormente el turco Mehmet Ali Agca lo baleó en la Plaza de San Pedro,  poniéndolo al borde de la muerte y en un proceso largo de recuperación, estas influyeron de manera notable entre otras cosas por el  estilo carismático y bondadoso que en todo momento trasmitió el sumo pontífice, situación que aumento el interés en la población con lo religioso y le dio un giro a la relación de la iglesia con el Estado, mostrado un papel mediático en cuestiones socio-políticas, con una proyección de bienestar social.

 

EL PAPA Y LA GOBERNANZA

A unos cuantos días de la primera visita de un Papa al estado de Michoacán, la mayor parte de la ciudadanía moreliana se muestra temerosa y algo inconforme, igual que muchos de ellos me inquieta saber si en realidad nuestra ciudad puede implementar la logística necesaria para un evento de tal magnitud, sin dejar de lado el asombro e indignación que causa el observar la cantidad de obras que se están realizando para que la “ruta papal” luzca un tanto agradable.

En este último sentido, llegan ambos sentimientos a la vez debido a que son sorprendentes las remodelaciones a calles y edificios que se han llevado a cabo en los últimos días. Como lo comentaba, al igual que el resto de los ciudadanos, es un tanto indignante ya que fue necesaria la visita de una figura de la talla del Papa Francisco para que nuestros gobernantes hicieran sus labores, lamentablemente solo en las áreas más concurridas gracias al evento.

De igual manera, en lo que a seguridad se refiere, se han multiplicado el número de elementos encargados de guardar el orden y vigilar que dicho evento se lleve a cabo sin mayores complicaciones. No hay que olvidar que aparte de figura de la religión católica el Papa Francisco también es un jefe de Estado, por lo tanto no hay que escatimar en este aspecto.

El próximo 16 de febrero estaremos en la lente de todo el mundo, habrá muchos fieles presentes en nuestra ciudad así como miles, quizá millones más que por diferentes medios nos observen, lo ideal es guardar la cordura y dar la oportunidad a que este acontecimiento histórico transmita una imagen diferente del Michoacán en el que vivimos, para de esta forma demostrar que aún tenemos personas hospitalarias, gentiles y educadas con los turistas, dejando de lado esa percepción oscura y tenebrosa que tantas fallas habidas nos han hecho causar.

Como ciudadanos responsables debemos ver esto como un ejercicio, para que en un futuro podamos tener eventos de la misma magnitud pero sin tantas exageraciones en seguridad y remodelaciones. Es momento de pensar en lo bueno que como estado tenemos para ofrecer y preocuparnos día con día en mejorar nuestra sociedad. No solo hay que barrer nuestra casa cuando va a llegar una visita.

Hablar del Papa y la gobernanza es hablar del mensajero de la paz, gobernanza y paz son vocablos cuyo contenido y finalidad se centran en obtener un equilibrio en las relaciones sociales, católicas y gubernamentales.

A manera de conclusión podemos decir que se establecen altas expectativas con la visita del Papa en materia económica y turística, así como el gran legado que habrá de dejar el sumo pontífice en los temas católico y de gobernanza con los mensajes de paz y con la ola reformadora en la iglesia que encarna el Papa Francisco, finalmente se espera que exista y se marque un antes y un después en favor de la vida cotidiana de nuestro estado a través de mejores redes de políticas públicas en todos los ámbitos.

 

Franco, J., Moreno, L., Color, G., Lombera, R., Escamilla, L., Mendoza, J. Valladares, S., Velázquez, G.

Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no representan necesariamente las de la Universidad Nova Spania

 

BIBLIOGRAFÍA

CAMOU, Antonio, Gobernabilidad y Democracia, México, Cuadernos de Divulgación de la Cultura Democrática, Instituto Federal Electoral, 2004.

Dizán, Vázquez L., El Papa su Lugar en el Plan de Dios, Editorial Nueva Palabra, México, D.F.

DONIN Sandra, WILSON Débora y DAMIANI Gustavo. Francisco El Papa de La Paz, Editores Cangrejo. 2014. Ediciones, Gato Azul, 2014. Buenos Aires Argentina.

Palabra Ediciones. Los 10 Éxitos del Papa Francisco, Editorial Nueva Palabra, 2014. México, D.F.

SPADARO Antonio, Seamos Iglesia que Encuentra Caminos Nuevos, Ediciones Mensajero, 2013.

SAVERIO, GAETA. Papa Francisco Su Vida y Sus Desafíos, Ediciones Paulinas, S.A DE C.V., 2013. México, D.F.

SERNA DE LA GARZA, José María, Globalización y gobernanza: las transformaciones del Estado y sus implicaciones para el derecho público, México, UNAM, 2010, http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/6/2818/5.pdf

 

PAGINAS WEB

 

www.aciprensa.com/juanpabloii/

www.cafaalfonso.com.ar/descargas/relacion-iglesia-estado.

www.concetodefinicion.de

www.excelsior.com.mx/nacional/2015/10/07/1049819

http://html.rincondelvago.com/iglesia-cristiana-en-la-edad-media.html

www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1853-70812013000200011

www.wikipedia.org/wiki/Papa#Origen_del_t.C3.A9rmino_.C2.ABPapa.C2.BB

Compártelo

Déjanos un comentario